Inicio Carreras populares La carrera popular ‘Memorial Padre Marcelino’ mantiene su finalidad solidaria

La carrera popular ‘Memorial Padre Marcelino’ mantiene su finalidad solidaria

1695
Compartir
Carrera Memorial Padre Marcelino del Colegio los Agustinos. Foto: Ramón L. Pérez

El Club Polideportivo Agustinos y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Granada organizan, con la colaboración de la Universidad de Granada, de El Corte Inglés y de numerosas empresas, la XI Carrera Popular Memorial Padre Marcelino, carrera urbana a pie en la que podrá participar cualquier persona que lo desee, federada o no, siempre y cuando esté correctamente inscrita tanto en tiempo como en forma y acepte las condiciones y normativa establecidas por la organización.

Se celebra el 23 de abril y puede participar cualquier persona que lo desee, con categorías y circuitos para todas las edades. Hay varias categorías repartidas en seis circuitos que van desde los 200 metros hasta los 10 kilómetros de la categoría absoluta. El tope de participación está fijado en unos 4.000 atletas.

Para todos aquellos que no puedan correr el día de la prueba, está disponible la inscripción solidaria/dorsal cero. Su importe es de 10 euros, que irán destinados a financiar el proyecto solidario elegido para esta edición. La inscripción solidaria/dorsal cero no da derecho a participar en las diferentes pruebas organizadas en la XI Carrera Popular Memorial Padre Marcelino, pero los inscritos en esta modalidad recibirán un dorsal de recuerdo y la misma bolsa-regalo que los corredores.

La Carrera Popular Memorial Padre Marcelino destinará integramente el importe de los dorsales cero y la aportación solidaria de la inscripción general a la ONG Haren Halde, que es una es una Organización No Gubernamental para el desarrollo (ONGd) nacida en el seno de los Agustinos Recoletos, orden religiosa de la Iglesia Católica que ha realizado una profunda labor social a lo largo de la historia mediante la actividad misionera.

Leonés de nacimiento y granadino de adopción y corazón, el Padre Marcelino dedicó buena parte de su vida a la educación de niños y jóvenes en el Colegio Santo Tomás de Villanueva de Granada. Una de sus grandes virtudes se refería a la pasión por el deporte, la misma que él quiso transmitir a sus alumnos.